Famosos y marcas, una relación que no siempre funciona en Marketing

Consultor de MarketingLa vinculación entre “famosos” y “famosas” de todo tipo y grandes marcas ha sido tradicionalmente una relación positiva para ambas partes, los primeros porque consiguen cifras tan importantes como su fama y alcance le permitían y las segundas porque está más que probado la incidencia en el éxito de una campaña publicitaria asociada a un rostro reconocido.

Ejemplos tenemos muchos, en la actualidad con deportistas consagrados, capítulo aparte merecen los jugadores de la selección española de fútbol, campeones mundiales e íconos de grandes marcas deportivas, de comunicaciones y de quien pueda pagarlo, pero además tenemos pilotos de Fórmula 1, tenistas y medallistas olímpicos, todos ellos debido al especial interés que despiertan en el público sus hazañas deportivas, que eleva a los altares de la fama a quienes los protagonizan.

Otros; aunque debiera ser “otras”, ya que es un segmento dominado por las mujeres es la asociación entre rostros –y figuras casi siempre- femeninos y publicidad, cómo olvidar campañas protagonizadas por grandes divas del cine y la pasarela, por las que han engordado –solo- sus cuentas corrientes, “por que ellas lo valen”…

Y esta relación marcas / famosos en términos de marketing y comunicación si duda es positiva y genera interesantes beneficios para ambas partes, atrayendo incluso a rostros consagrados como el duro actor Robert de Niro promocionando un casino.

Ahora bien, cuál es el extraño elemento que establece la relación entre los valores y el mensaje de una marca… simplemente la imagen, la imagen física y muchas veces la imagen pública que proyecta el famoso o famosa. De la primera, qué podemos decir, que no salte a la vista en los casos que se utiliza y en cuanto a la segunda, se trata de los valores que encarna y proyecta el personaje seleccionado, asociados a los términos y palabras clave –en esta era digital- que detonan las búsquedas de los usuarios y que son integradas a las campañas de grandes marcas.

Este contrato y relación que establecen marcas y famosos también tiene sus riesgos, especialmente cuando el personaje sale rana con hechos o acciones que atenten a su imagen y valores, sino que le pregunten a Tiger Woods por ejemplo.

Publicidad y famosos, una relación casi siempre exitosa en términos de marketing, siempre será un recurso disponible para grandes marcas que pueden pagarlo y posiblemente inalcanzable para emprendedores y PYMES, salvo que te conviertas en una startup de esas fulgurantes y tengas en el banco unos cuantos miles de millones.

Pero, pese a ser un objeto inalcanzable, es interesante aprender a conocer los elementos que llevaron a “esa marca” a trabajar con “ese famoso”. Atributos, valores y mensaje… Quizás no podamos contratar a Victoria Beckham para nuestro próximo vídeo en Youtube, pero tal vez podamos entender la importancia de un rostro a la hora de generar una imagen y un mensaje y que este sea percibido de forma creíble por tus usuarios o consumidores.

Valoración de los lectores:
[Promedio: 0]
Sobre el autor: Germán Piñeiro

Consultor de Marketing y Comunicación, CEO de Iniciativas Virtuales. Amplia formación y experiencia, ADE, MBA, MMC… Me interesa el marketing, la comunicación y todo lo relacionado con startups y empresas de base tecnológica. ¿Qué puedo hacer por ti o tu empresa? A continuación te muestro diferentes vías mediante las que podrás contactar conmigo, será un placer ayudarte.


Mostrar Ocultar 2 trackbacks

Escribe un comentario

XHTML: Puedes emplear las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies