Los momentos clave para entregar un regalo publicitario

¿Cuál es el mejor momento para hacer un regalo a un cliente? ¿Durante una comida, en un evento, en el transcurso de una reunión?

Aunque por norma general cualquier presente suele ser bien recibido, para que de verdad tenga la efectividad necesaria, debe ser bastante pensado el momento para darlo.

Hoy en día hay una gama casi infinita de posibilidades para que cualquier empresa pueda agasajar a sus clientes o partners en momentos clave, personalizando todo tipo de productos que, relacionados o no con la actividad que desempeña la compañía, pero no siempre es sencillo acertar.

Para ello, es necesario contar con ciertos recursos:

  1. El regalo en muchos casos dice más de quien lo hace que de quien lo recibe. Cuando encima se trata de regalos corporativos o publicitarios, aún más. Un objeto que sea cuidado y pensado ofrece una imagen de empresa que perdurará en el tiempo. Por el contrario, algo que parezca improvisado acabará en el fondo de un cajón y la sensación que producirá no será positiva.
  2. Es común el error de pensar que cuanto más se gasta, mejor regalo se ofrece. En el caso del regalo publicitario no siempre es así. Pese a que hay compañías que apuestan por personalizar productos de superlujo para sus compromisos, no es lo habitual. De ahí que haya que tener psicología para seleccionar algo que, aunque perdure en el tiempo, siga siendo útil.
  3. Hay que pensar en ellos como una forma de incrementar y fomentar las relaciones interempresariales tanto con público como con agentes relacionados de forma directa o indirecta con el devenir rutinario.
  4. Apelar a emociones suele ser también un acierto. Cuando algo recuerda a objetos que se han utilizado en el pasado, más concretamente, en épocas importantes como la infancia, adolescencia, carrera, etc. es siempre mucho mejor acogido y recordado.

Dicho esto, es el momento de pensar cuál sería el momento perfecto para su entrega. En realidad no es tan difícil. Utilizar épocas festivas como navidades o verano puede ser la forma más sencilla, pero también aniversarios, reuniones importantes o incluso convenciones.

En el caso del regalo publicitario, es habitual también intercambiarlos o regalarlos durante eventos que se celebren al abrigo de la marca o bien en ferias o salones profesionales. Sirve de llamada de atención y puede ser capaz no solo de fidelizar al público sino también de hacerle decantarse por una opción. Bolígrafos publicitarios para empresas, agendas, paraguas o incluso prendas deportivas de ropa suelen ser el reclamo y acierto de este tipo de eventos.

Como en otro tipo de presentes u obsequios, todo depende del momento y de quien lo vaya a recibir y la relación que se tiene con él para encontrar el momento más acertado.

Sobre el autor: Germán Piñeiro

Consultor de Marketing y Comunicación, CEO de Iniciativas Virtuales. Amplia formación y experiencia, ADE, MBA, MMC... Me interesa el marketing, la comunicación y todo lo relacionado con startups y empresas de base tecnológica. ¿Qué puedo hacer por ti o tu empresa? A continuación te muestro diferentes vías mediante las que podrás contactar conmigo, será un placer ayudarte.


Valoración de los lectores:
[Promedio: 5]
No comments yet.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes emplear las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies