Cómo contratar la mejor tarifa de electricidad para tu Startup

El autoempleo lleva tiempo convirtiéndose en una de las salidas principales a tanta incertidumbre laboral. De hecho, son muchos los emprendedores que buscan la idea para poner en marcha su propia startup.

Lo cierto es que las cifras no son nada positivas. Los últimos estudios han revelado que una de cada cuatro startups no sobreviven el lustro y, en la mayoría de los casos, una vez se analiza, tiene mucho que ver no con la viabilidad del proyecto sino con la planificación del mismo.

¿A qué hay que prestar atención? Solo para comenzar, hay que entender que a la puesta en marcha de la sociedad habrá que sumar una serie de gastos que se traducen en cerca de 5.000 euros añadidos.

Asumido local/despacho/coworking o área en el domicilio y todas las licencias y seguros que deben tenerse en regla para poder comenzar la actividad económica, ¿en qué se deben invertir esos miles de euros?

Pues, aunque parezca algo secundario, una de las principales decisiones pasa por contrastar y contratar  entre las tarifas de luz la que mejor se ajuste a las necesidades de cada caso.

«La fluctuación actual está haciendo que muchas empresas lo pasen mal precisamente porque los tramos más altos en los que están sus contratos son realmente los que tienen demanda de suministro. Es vital para cualquier pyme y startup hacer un buen estudio que revele cuándo va a necesitar la energía para saber si conviene atenerse a los tramos o bien a un precio fijo independiente de horarios» explican algunos economistas.

La diferencia entre una opción u otra puede suponer cientos de euros adicionales al mes especialmente si cuentas con un gran número de servidores o infraestructura inhouse. No hay que tomarlo a la ligera.

Quizás también te interese:  ¿Por qué el Business Intelligence por fin está al alcance de las pymes?

En este sentido ocurriría lo mismo con el agua y gas, aunque por suerte, en menor medida en el caso de empresas tecnológicas pues sus consumos suelen ser residuales.

Para continuar con la estimación de gastos hay que plantearse también qué tipo de maquinaria o equipos se van a necesitar para trabajar y si existen algunos que puedan tener cierto ahorro energético que permita colaborar en el abaratamiento de facturas.

¿Qué necesita al ponerse en marcha? Darse a conocer. Las campañas de marketing son necesarias y vitales para que arranque el proyecto. Sin clientes, por muy bien que esté todo, no funcionaría. Por lo que es necesario apostar por una agencia de marketing que sea capaz de sacar partido a cada startup para posicionarla en el universo digital y permitir que empiece a rodar.

Tampoco habría que descartar la inclusión del proyecto en alguna asociación de empresarios que sea del sector para apoyarse en las sinergias que crean con eventos y reuniones en las que se conocen las nuevas iniciativas. Puede que de ahí salgan colaboraciones de gran interés.

En realidad es una carrera de fondo por lo que todo lo que pueda personalizarse para que sirva de mejor trampolín y menos gasto será bienvenido. De eso se trata, de hacer viable un proyecto.