Confesiones del Marketing 2.0

David OreaEn honor a la verdad, diré que fue mi padre el que me indujo a escribir esto: “Si no estás en Google, no eres nadie”. Y es que, desde su licenciada clase media envuelta a diario en un mono azul cobalto, no le falta razón. Sin ánimo de querer entrar ni caer en manidos tópicos y clichés, es cierto que internet se ha convertido para todas las esferas sociales, en el punto de encuentro y la referencia para todos. Lejos queda aquello de: “María, ¿Dónde están las páginas amarillas?”  Ahora, en el siglo XXI, donde aún no vuelan los coches y todavía se necesitan fontaneros, un motor de búsqueda de interface extremadamente sencilla, hace las veces de puerta a ese otro mundo intangible llamado internet y lo conecta con la vida real.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies