La responsabilidad social de las empresas en España alcanzó los 1.486 millones de inversión y los 158 millones de beneficiarios en 2020

-Según un informe de la Fundación Seres y Deloitte, que contó con la participación de 71 grandes empresas

-El 89% de las compañías emplearon en 2020 a personas con discapacidad

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

La responsabilidad social de las empresas en España logró una inversión en 2020 de 1.486 millones de euros, un 8% más que en 2019, y alcanzó a un total de 158 millones de beneficiarios, lo que supone un incremento de 100 millones respecto al año anterior.

Así se desprende del VIII ‘Informe de impacto social de las empresas’ elaborado por la Fundación Seres en colaboración con Deloitte. La presentación de este miércoles contó con la intervención del vicepresidente de la CEOE, Iñigo Fernández de Mesa, así como del presidente de Fundación Seres, Fernando Ruiz.

Entre las 71 empresas participantes se encontraban BBVA, Ferrovial, Iberdrola, Ilunion, Mapfre, Orange, Naturgy, Telefónica, Vodafone, Sabadell, Acciona, HP, Huawei, Iberia, Inditex o Mercadona.

Los proyectos con responsabilidad social de las empresas se incrementaron un 92% respecto a 2019 hasta cerca de los 25.000 proyectos. Del total, el 55% tenía como objetivo promover los derechos humanos y el 41% buscaba promover niveles de vida «adecuados». 1.775 estuvieron vinculados a la Covid-19 durante la emergencia sanitaria.

Desde el punto de vista de la tipología de empresas participantes, el 17% pertenecían al sector de las finanzas, pero desarrollaron el 63% del total de los proyectos de impacto social, concretamente, 15.727.

Respecto a los beneficiarios, se ha producido un incremento del 177% en los beneficiarios frente a los 57 millones de 2019. En total, un 81% de las actuaciones ha afectado a beneficiarios directos y el 19% a sus familiares. Por colectivos, aunque el 54% de los proyectos impactaban en la «sociedad en general», la infancia y la juventud son el colectivo más beneficiado (52%), seguido de las personas con discapacidad (48%), mayores (32%), personas enfermas (32%) y mujeres (30%).

El 89% de las empresas emplearon en 2020 a personas con discapacidad, mientras que 53.706 personas pertenecientes a colectivos desfavorecidos estaban integradas laboralmente, representando un 3,5% de la plantilla de las empresas. Asimismo, el 76% de las compañías contaban con programas de voluntariado y con un 9,7% de empleados que participaban en actividades de voluntariado corporativo.

En cuanto a la inversión, las empresas gastaron de media 20,9 millones de euros en responsabilidad social, un 8% más que en 2019. El 54% de las compañías realizaron una inversión media de hasta 30.000 euro por proyecto y un 19% más de 100.000 euros.

En su intervención, el vicepresidente de la CEOE, señaló que las empresas cada vez están «más involucradas» en los asuntos de la sostenibilidad y, más en concreto, con los asuntos sociales. Este fenómeno ha sido acelerado por la pandemia, con la que el sector empresarial «se volcó» para fabricar, por ejemplo, productos sanitarios.

No obstante, Fernández de Mesa resaltó que estas acciones no siempre llegan a la sociedad. «La tarea social que realiza la empresa es imprescindible, pero no está bien comunicado, la percepción social no está a la altura de lo que las empresas están haciendo», indicó.

Asimismo, el vicepresidente de la patronal puso el énfasis en que la mejor manera de reducir la desigualdad es la creación de empleo. «La formación es absolutamente fundamental y es ahí donde se encuentra uno de los grandes déficits», afirmó. Para Fernández de Mesa también es «muy importante» que exista «diversidad de edad» en las compañías, con una combinación de trabajadores jóvenes y empleados con experiencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies